Sé que debería de dejarlo en paz
pero me carcome el dolor del fracaso
me acompañan los rencores
criados en una vida devota
al bienestar de los demás
afilé mi disciplina
con compromisos
despiadadamente caros

aquí entre mortales
todos rezan a la oscuridad
por devoción o salvación
a algo o alguien
el fervor de la necesidad
hecha plegarias
comunicación que exige
que fuerzas superiores nos den
y entre nosotros
seres mesquinos
alabamos demandas
de amor justicia venganza

aquí entre dioses
no nos leamos las mentes
las heridas exponen verdades
inconvenientes
errores por distracción
o quizás pasión
apuñalan la consciencia
descuartizan el brusco exterior
la coraza de indiferencia
tu no puedes
evitar de ser mas
que vulnerable
conmigo

me encasillas
al mismo tiempo
que me invocas
mi nombre
es tu anhelo
el deseo de union
casi incumplible
tus esperanzas premeditan
tus lanzas de resentimiento
aquí entre dioses
no nos adoremos tanto
para quien vive por años
los engaños y el llanto yacen
más profundamente
entre mas superas
menos sencillo
se vuelve provocar
una reacción de admiración
por un igual
a menos que sea por traición
jaque mate entre los sexos
tu Hades interno
me fija la mirada
al rojo enojo del volcán
sin perdón
el yo y el otro
la separación entre nosotros
es un sentencia final

aquí entre dioses
nada se crea
todo se genera
por voluntad y acción
es causalidad, no casualidad
lo que sea desconocido
no es lo mismo
a que no exista
que no se vea
no significa
que sea inexistente