La soledad
siempre me libera
con la boca abierta

realizar de repente
despierta sonido
en el silencio
un nombre
un conocimiento
de algo o de alguien

hecha un cúmulo de defectos
con mis conflictos
íntimamente
se abra la cortina
al escenario
el acto comienza
como una rutina
donde nada es perfecto

la sustancias que somos
reaccionan y se transforman
nada falta
el amanecer pertenece
a quien lo goza
y por un momento
quería que fueras tu
el sol que atraviesa mi cielo
adoración al antigua
al centro del fuego
encapsular el cuento
de nuestros pechos
respirando union
antes los elementos

no alcanzamos definiciones
no hay ojos aquí
tu suciedad secreta
tu delicia en el desahogo
porque tu me necesitas
sin vergüenza
desnuda y abierta
oculta y hermetica
espejo a espejo
nuestro reflejo infinito
y todo lo que te digo
cuando me lo confieso
matame, comeme
muerete en mi
contempla tu poder
a través de mis ganchos

el remolino se revuelve
pasiones prendidas
escupimos enojos
te amo te odio
porqué no estás conmigo
en el ojo del huracán

estuviste siempre en mi

eres mi navaja favorita
con que saco el filo
destripo
esa canción endemoniada
mi pequeña muerte
es soltarte ahí
en su reflexión
la ves a mi
entiendes como ella te siente
dentro de su vientre
cuando te mueves en ella

soy tu gallo de pelea
tu caballo salvaje
trago amargo
orgullo
me hago la fuerte
porque no se pertenecer
y no me dejo domar
no sé cómo enseñarte
mi camino ha sido
lleno de llanto
con miles de pasos
huellas perdidas
al olvido

aunque no te tenga
en mi casa
te tengo
en el hogar intimo
de mi mente
me ayudas a entender
qué la felicidad
es perder el miedo
hasta que quede
solo la ternura

aun todavía no
todavía te tengo
todavía
un momento mas
no te quiero dejar ir
no te puedo soltar
siempre mi vicio favorito
mi necesidad
desear desde lejos
estar entre tus brazos