La mañana se arrastra cansada
con sueño me despega de la cama
esclava a su dueño
mi noche
que la amó
sin piedad
su cara rosada de besos
y manchas que el tiempo transformó en recuerdos
me acompaña la presencia del espejo
dándome la ilusión que no estoy tan sola

El día me llama con la voz de un amo
¿A donde vas?
¿Porque no estas aquí, ahora, en este momento?
Dame mas, dame todo

tropecé con su sonrisa suelta que parece brillar
su joya me exige pulir sus facetas
no la puedo negar
la curva sensual de su cuello
y su fuego salvaje
cria virgen de la Luna misma
me llaman con ecos de otros tiempos
cuando me pertenecia
los recuerdos revientan
revolcando olas de sabores
su mirada bailando en mis ojos
huellas marcadas en mi
lloran por el chiste de mi vida
y rien por la libertad

Cuando dejo ir transformo
Deseo mucho no desear

Advertisements